Cien alas de cera

Si pudiera volaría más alto.

Mes: septiembre, 2012

Preguntas en primavera

¿Cómo quedarían tus labios si fueran deshojados? ¿De qué color serían tus senos si tomaras luna todas las noches? ¿Qué verían tus ojos si bajaras los párpados cuando un abrazo fugaz te poseyera? ¿Qué gusto tendrán las mariposas que asoman en primavera desde tus pestañas? ¿Por qué en esta época del año florecen con tan diversos tonos las melodías de tu pelo?

Anuncios

Lluvia

Miramos caer la lluvia detrás de la ventana. Mejor dicho, mientras allá llovía, nos mirábamos de reojo, intuyéndonos, deletreándonos, sin rozarnos, en silencio, oyendo sólo nuestras respiraciones. Mientras el agua caía ni nos inmutábamos, sólo aguardábamos el momento en que nuestras miradas se cruzaran y se transformara en uno de esos instantes que muchos rotulan como eternos y que cuestionábamos. Pero a cada segundo llovía con mayor intensidad y el ruido del agua explotando contra el suelo y el estruendo de los truenos; los destellos de los rayos y los aromas húmedos de la tierra, el pasto y las flores nos aprisionaron. Corrimos la cortina, retrocedimos y, sin mirarnos, supimos que lo recordaríamos toda la vida. Habíamos transformado a ese instante en inmortal. Ahora sólo nos restaba transformarnos a nosotros mismos.

A %d blogueros les gusta esto: