Cien alas de cera

Si pudiera volaría más alto.

Mes: febrero, 2015

Viento

El viento fresco me acariciaba la cara mientras caminaba hacia tu encuentro y me decía que te dijera todo lo que tenía adentro, sin tapujos, son rodeos.

Esperé hasta que sentí la nariz helada, las orejas como si fueran a caérseme, los labios secos y las mejillas duras. El viento me dijo todo lo que debía decirte, pero no me habló sobre tu ausencia. No me dijo qué hacer con el vacío horrible que me abraza cuando no estás, cuando te espero.

El viento no sabe dar consejos. Es que yo insisto en esperarte, aguanto la respiración y disimulo creyendo que en ese instante aparecerás por la esquina, saludándome como si nada hubiera sucedido, como si este frío furioso fuera sólo una pesadilla.

El viento lo único que hace es recordarme que no puedo olvidarte.

El amor es la búsqueda persistente (y por momentos el hallazgo) del equilibrio.

Contradicciones

No siempre la soledad duele. A veces el amor mata. Algunas risas provocan lágrimas y hay momentos en que sonreímos para evitar el llanto. Hay cachetazos que excitan y caricias que destrozan. Siempre que esperamos, desesperamos y cuando salimos a buscarnos nos desencontramos.

Descorchemos estas ganas infinitas de bebernos.

Alfombra

Barrimos bajo la alfombra todos nuestros sentimientos. Y allí siguen, inertes, hasta que alguien tenga el coraje de descubrirlos.

A destiempo

Ahora que encontré la manera de conmoverte tengo que abortar el plan porque se hizo tarde. Una vez más el lamento es inoportuno y el error monótono. Cuando estabas deslumbrada me distraje, sin notar que sólo una sonrisa bastaba. Ahora, hasta una palabra mínima es demasiado, todo sobra.

Arcoíris

Solíamos empalagarnos con besos de diversos colores.
Pero dejó de llover y todos los arcoíris se apagaron.

A %d blogueros les gusta esto: