Cien alas de cera

Si pudiera volaría más alto.

Mes: mayo, 2015

Picazón

En las noches, cuando regresábamos juntos luego de nuestras tareas del día, caminábamos durante todo el trayecto tomados de la mano y no nos soltábamos ni siquiera para rascarnos la punta de la nariz.

Preferíamos quitar la otra mano del bolsillo y exponerla a las temperaturas de algunos grados bajo cero. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Biblioteca

A mis espaldas, toda una pared repleta de libros se transforma en el escudo protector de mi imaginación. Es una biblioteca sencilla, pero con la particularidad de que cuenta con varios ejemplares que ni siquiera han sido hojeados.

Son justamente ellos los que me abrazan, como una muestra de gratitud anticipada porque los millones de letras que contienen esperan con paciencia la libertad.

Soy el artífice de su prisión. Los estantes los oprimen, pero aguantan. Ya saben que mis manos abrirán sus ventanas y las palabras brotarán para transformarse en la brisa que me abrigue y haga sonreír.

A %d blogueros les gusta esto: