Cien alas de cera

Si pudiera volaría más alto.

Mes: junio, 2015

Reencuentro

Los reencuentros acomodan los rencores y los tamizan, el ego queda confundido, la piel ajada y el alma dulce.

Pero, ¿quiénes somos los que nos encontramos? Aquellos que dejamos de vernos hace años seguramente no, porque el tiempo algo debería habernos transformado. Leer el resto de esta entrada »

Punto

Hay un punto en el que las ideas se aclaran, desde donde debemos arremangarnos y decidir si tomamos para allá, para acá o para aquel otro lado. Y allí, después de haber oído infinitas voces, internas y externas, es cuando nos quedamos solos, más solos que cuando nacimos, incluso más que cuando vayamos a morir.

Elegir nos sumerge en la más profunda soledad. Es que el punto por el que decidamos nos alejará del resto de las opciones. Nos empequeñecerá o enaltecerá, según los diversos puntos de vista, pero lo claro es que no pasará inadvertido, en algún punto nos modificará. Leer el resto de esta entrada »

Huir

Huyó para apostar a lo seguro, aún convencida de que allí recibiría poco, y prefirió la escasez antes que arriesgarse por lo incierto que significaba aprovechar ese caudal de promesas de abundancia que se le presentaba.

Ya cansada de las ofertas, abortó la pasión y dio un portazo mudo, suave, sin el eco del dolor ni del enojo, pero tampoco el de la esperanza. Leer el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: