Gratitud

Recibir muestras de gratitud, en ocasiones, puede resultar más poderoso que el pedido de disculpas. Esa noche me dijo “gracias” y provocó lo mismo que un golpe amnésico. Quizá, el agradecimiento, sea la cura contra el rencor.